BUSCAR :  

 
 
 

EDICIONES ANTERIORES:   

Funcionarios sirios se reunieron con Rice en Nueva York y Assad dijo que los lazos con Iran continuarán.///El movimiento Jabad Lubavitch recibió a judíos en todo el mundo para festejar el año nuevo.///Izan por primera vez la bandera de Israel frente al Consulado israelí de Los Angeles.///La actriz Helen Mirren interpretará a una espía del Mossad./// miércoles, 22 de octubre de 2014
AJN (Miami Dade).- Juan Dircie, vicedirector del Congreso Judío Americano, explicó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que hay 12 mil judíos latinoamericanos en Miami y  que, cuando llegó la ola inmigratoria de 2001, “modificaron el panorama demográfico de la comunidad judía en Miami”. AUDIO.
El vicedirector del Congreso Judío Americano (AJC, por sus siglas en inglés), Juan Dircie, señaló a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que los judíos de habla hispana llegados con la ola inmigratoria que hubo en el 2001 “modificaron el panorama demográfico de la comunidad judía en Miami”.
“A partir de 2001, vino una ola fuerte de inmigrantes judíos de Latinoamérica, especialmente de Argentina, y también después vino una ola importante de inmigración judía de Venezuela por la situación” en ese país, señaló Dircie, quien agregó que “sin lugar a dudas, estas comunidades modificaron el panorama demográfico de la comunidad judía en Miami”.
El vicedirector del AJC, quien trabajó en el programa que recibió a esa inmigración que llegó predominantemente de Argentina, Brasil y Uruguay, explicó que en ese momento también llegaron rabinos argentinos que “de cierta forma, dieron un toque más latinoamericano” a la comunidad judía local.
En Miami hay oficialmente 12 mil judíos latinoamericanos, un 10 por ciento del total que asciende a 120 mil en el condado de Miami Dade.
Pero la cifra de latinoamericanos podría ser mayor, según Dircie, ya que el censo de judíos latinoamericanos data de 2004.
Según los porcentajes otorgados por el directivo, el 47 por ciento de la población judía vive al norte de la ciudad, el 36 por ciento al sur del condado y el 17 por ciento en la zona de las playas.
Dircie informó a esta agencia que en Miami Dade hay alrededor de 60 sinagogas con distintas corrientes: ortodoxos, conservadores, reformistas, reconstruccionistas y otros no afiliados con ninguna corriente.
Además, el 32 por ciento de los judíos se consideran conservadores, el 31 “sólo judíos”, el 27 por ciento reformistas y el 9 ortodoxos.
En relación a esto, el 39 por ciento de las familias son miembros de alguna sinagoga, para lo cual en Estados Unidos se paga una membresía anual.
Otras formas de participar de la comunidad judía local son a través de organizaciones o aquellos que atienden a instituciones educativas.
En Miami hay 18 escuelas entre primarios y secundarios y 11 jardines de infantes, y según Dircie, la cantidad de padres judíos que mandan a sus hijos a una escuela primaria judía “es un número que crece día a día”,
En cuanto a la educación no formal, el Jewish Community Center (JCC), con tres sedes en Miami, es el que imparte ese tipo de instrucción a través de todo tipo de actividades para chicos desde bebés hasta universitarios.
Además, están las escuelas religiosas, que son marcos de educación para los chicos que van a una escuela pública a la mañana, impartidos por la mayoría de las sinagogas.
“Es una escuela complementaria a la que van dos veces por semana a la tarde”, explicó el directivo del AJC.
Con respecto a los matrimonios mixtos, un 16 por ciento los judíos casados están con un cónyuge no judío.
“Es una tendencia muy importante, pero también se debe tener en cuenta que la conversión acá también es muy aceptada. En muchos casos existe la conversión del cónyuge al judaísmo y, una vez que esta convertido, ya no es más matrimonio mixto”, aclaró Dircie.
La asistencia social en Miami está controlada principalmente por el Jewish Community Services of South Florida que brinda ayuda tanto a sobrevivientes del holocausto, como a madres solteras, y llevan gratuitamente comida kosher a las casa de las familias que lo necesitan.
También hay distintas organizaciones locales de la comunidad judía que se manejan con fondos recaudados dentro de cada comunidad de Miami y cada sinagoga tiene su propio programa de acción social que ayuda a judíos y a no judíos.
En este sentido, el Joint no realiza programas sociales en Miami (como sí lleva a cabo en América Latina) y, por el contrario, “la comunidad judía junta dinero a través de la Federación Judía y, una parte va al Joint para que tenga más ayuda en asistencia social en el mundo. Otra parte va a la Sojnut (Agencia Judía para Israel) para que maneje todo lo que tiene que ver con educación judía en el mundo y la alia a Israel. Y una parte importante, queda para cubrir las necesidades de la población judía local de Miami”, según comentó Dircie.
Un 62 por ciento de los judíos de la ciudad visitó alguna vez Israel, lo cual el directivo señaló que “es uno de los porcentajes más altos en Estados Unidos”.
Además, como miembro del AJC, explicó que en esa institución se trabaja todo “lo que tiene que ver con las relaciones internacionales de la comunidad judía con otros países” y, específicamente en Miami, “con los consulados, promoviendo la relación con Israel y trabajando a favor de la comunidad judía en todo el mundo”, a través de actividades acerca de “temas judíos, en defensa del estado de Israel, en contra del antisemitismo, en defensa de los derechos humanos y las democracias y también trabajamos muy fuerte con los grupos hispanos en la zona Miami educándolos y acercándolos más a todo lo que tiene que ver con lo que es Israel y el judaísmo”.
Finalmente, Dircie comentó que “los judíos están muy involucrados en la vida política y tienen un papel activo muy importante en las elecciones”, ya sea como concejales o alcaldes de ciudades, involucrados en las actuales campañas electorales o en el Congreso como la demócrata Debbie Wasserman Schultz.
JR-HJP

 
print.gif friend.gif
IMPRIMIR ENVIAR

 

 
Powered by Eurofull
Politica de privacidad