BUSCAR :  

 
 
 

EDICIONES ANTERIORES:   

Funcionarios sirios se reunieron con Rice en Nueva York y Assad dijo que los lazos con Iran continuarán.///El movimiento Jabad Lubavitch recibió a judíos en todo el mundo para festejar el año nuevo.///Izan por primera vez la bandera de Israel frente al Consulado israelí de Los Angeles.///La actriz Helen Mirren interpretará a una espía del Mossad./// miércoles, 27 de agosto de 2014
Hay momentos en los que los eventos de la historia son iluminados por los desarrollos de la actualidad. La intersección del 15 aniversario del atentado al edificio de la AMIA de la comunidad judía de Buenos Aires, el 18 de julio de 1994, y la reciente situación de agitación en Irán es un ejemplo de eso. Haga click en título para continuar.

 

Hay momentos en los que los eventos de la historia son iluminados por los desarrollos de la actualidad. La intersección del 15 aniversario del atentado al edificio de la AMIA de la comunidad judía de Buenos Aires, el 18 de julio de 1994, y la reciente situación de agitación en Irán es un ejemplo de eso. 
De muchas maneras, ese ataque terrorista en el que murieron 85 personas, es una aflicción continua para las familias de las víctimas, no sólo por la pérdida de sus seres queridos, sino porque aquellos que lo perpetraron no fueron llevados ante la justicia. El logro principal de todos estos años ha sido la decisión de un tribunal de Argentina de declarar culpables del atentado a nueve personas, dentro de las que se incluye a seis funcionarios iraníes, seguida de la Alerta Roja de Interpol por los autores intelectuales del crimen. Todavía, ninguno de ellos ha sido arrestado y parece haber muy pocas posibilidades de que lo sean.
Sin embargo, ahora que el régimen islámico de Teherán se mostró tal cual es- no sólo un régimen represor, sino que también uno ilegítimo y altamente peligroso- podría haber una oportunidad para generar presión internacional sobre Irán para que entregue a aquellos responsables del atentado a la AMIA, ya sea ante un tribunal argentino o ante una corte internacional. Esto no sugiere que Irán se prestará a hacerlo fácilmente: niegan cualquier involucramiento y, sin dudas, no querrán mostrar un signo de debilidad luego del desastre electoral. No obstante, hay un número de razones por las que valdría la pena realizar ese esfuerzo.
La primera de ellas es por que la nueva notoriedad que presenta el régimen iraní a los ojos del mundo puede ser una oportunidad para llamar la atención de una mayor cantidad de audiencia hacia la injusticia que rodea al caso AMIA. La negativa de Irán en asumir la responsabilidad, que nunca tuvo credibilidad para todos los que hemos estado siguiendo la causa durante años, ya no tendrá sentido a los ojos del mundo. Esto quiere decir que hoy en día, debería ser mucho más fácil efectuar un esfuerzo internacional contra Irán, ya sea mediante protestas, artículos o campañas por Internet.
La segunda, presionar a Irán sobre el ataque de AMIA pondrá en relieve, lo extremistas que los líderes iraníes pueden ser en la búsqueda de sus intereses. En momentos en que algunos comienzan a decir que el mundo tal vez tendría que aprender a vivir con un Irán nuclear, la fraudulenta elección presidencial y la posterior represión mostraron la realidad del régimen, de manera que hay nuevas preocupaciones sobre la obtención de armas nucleares de Irán. Exponer el hecho de que aun los líderes iraníes como Rafsajani, quien por lo general se considera moderado, están implicados al ataque terrorista en Argentina, cumpliría el importante objetivo de reforzar la concepción de peligrosidad del régimen.
Diferentes individuos se mueven mediante diferentes elementos para llegar a la misma conclusión sobre un problema. Algunos pueden concluir que debe hacerse todo lo necesario para prevenir que Irán se arme nuclearmente porque conocen los sucesos de Corea del Norte. Otros pueden llegar a esa conclusión mediante las imágenes de los teléfonos celulares que muestran cómo los iraníes son asesinados por el ejército. Lo que es más, otros pueden llegar por esta horrenda historia sobre la manera en que Irán planificó e implementó uno de los peores ataques terroristas de la historia antes del 11 de septiembre.
Un tercer beneficio de ejercer presión sobre la causa AMIA es llevar la atención a los esfuerzos de Irán para infiltrarse en diferentes partes del mundo y a la manera en que utiliza a sus seguidores para ampliar sus objetivos terroristas. La causa AMIA se refiere a la determinación de Irán en influir en América Latina, ya sea a través de las operaciones de Hezbollah en Buenos Aires o mediante acuerdos comerciales con Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Irán ha logrado ejercer influencia sin mucha resistencia. Ahora, la combinación de un Irán que se expuso como gran violador de las normas de derechos humanos y de su papel de perpetrador de ataques terroristas, podría conducir a que más gobiernos y organizaciones no gubernamentales cuestionen qué está haciendo Irán en Latinoamérica, sin mencionar su apoyo a Hezbollah y Hamas en Medio Oriente.
15 años es mucho tiempo para las familias de las víctimas del atentado a la AMIA que no tienen ninguna respuesta de justicia. Tal vez los acontecimientos recientes de Teherán suministren una oportunidad para ese objetivo. Esperemos que así sea.
Este es el momento de enfocarse en el atentado a la AMIA para ayudar a menoscabar los intentos de Irán de diseminar su venenosa ideología y de convertirse en una potencia nuclear.

*Abraham H. Foxman, Director Nacional de la Liga Anti Difamación. 
 

 


 
print.gif friend.gif
IMPRIMIR ENVIAR

 

 
Powered by Eurofull
Politica de privacidad